Saltar al contenido
Reglas Ortográficas

Qué es la onomatopeya. Tipos y Ejemplos:

La onomatopeya son palabras que imitan ciertos sonidos, pudiendo ser fenómenos naturales, como la brisa o las olas del mar, sonidos que hacen los animales, como el ladrido de un perro, el bufido o el maullido de un gato, tambien emitir de algún golpe, de algo cayéndose, o cualquier sonido que al ser pronunciado suene de manera tan similar que nos ayude a hacernos una imagen mental que se real, que identifiquemos qué es lo que se quiere transmitir.

Son usadas muy a menudo por escritores de comics o historietas, ayuda a resaltar el efecto del dibujo y también a no incluir imágenes violentas en contenido para niños. Sonidos como el conocido “wow” para indicar que es algo sorprendente, o “¡Kaboom!” para indicar que se trata de posiblemente un golpe.

Las onomatopeyas pueden ser de medios de transporte, de animales, acciones y además de sentimientos. La ventaja de usarlas es que a los niños les parece auna experiencia agradable a la hora de escuchar una lectura larga o difícil de comprender, se logra romper con la monotonía que les causa a los niños ese tipo de textos.

Con la onomatopeya se logra crear cuentos divertidos y creativos para los niños, la verdad es que puede haber una cantidad infinita de ellas.

También encontramos la onomatopeya, básicamente, en la poesía. Consiste en repetir ciertas palabras que tengan dentro un sonido determinado y así poder causar el efecto que quiere logar el escritor al momento de escribir los poemas. Por ejemplo, el verso del escritor Gracilaso Vega:

“En silencio sólo se escuchaba el susurro de las abejas”

En ese verso el poeta repite el sonido de la letra “s” para imitar el sonido que hacen las abejas al volar. Incluso, la palabra zumbido hace referencia a una onomatopeya, ya que, en sí, nace del “zum” que imita el sonido que hacen algunos insectos que vuelan al agitar sus alas. Es por eso que re refiere tambien a los sonidos parecidos que hacen otros objetos, por ejemplo, el sonido de la radio.

Tipos de onomatopeya y ejemplos

Los tipos pueden ser:

Sonidos artificiales

En este tipo podemos encontrar, por ejemplo:

– Disparos: El conocido: ¡Bang!

– Explosión: ¡Boom!

– Golpe: ¡Zas! O ¡Bam!

– Crujidos: ¡Crac! O ¡Cronch!

– Timbres o campanas: ¡Ding! ¡Dong! ¡Riiiiing!

– Estaba sacando el pollo del horno cuando de repente ¡zas! Y ¡pum! Se fue al piso.

– Ahí viene, puedo escuchar el ¡toc,toc! De sus tacones.

Sonidos o voces humanos

– Tos: Cof, cof

– Aplausos: ¡Clap, clap, clap!

– Estornudo: ¡Achís!

– Beso: ¡Muack!

– Oler: Sniff, sniff

– Silenciar: ¡Chss!

– Bofetada: ¡Paf!

– Dolor: ¡Ay!

– Duda: Hum…

– Repulsión: ¡Puaj!

Ruidos de animales

– El maullido de un gato: ¡Miau!

– Perro: ¡Guau!

– Zumbido de abeja: ¡Bzzz!

– Rana: ¡Croa, croa!

– Cacareo de la gallina: ¡Clo, clo!

– Pato: ¡Cuak, cuak!

– El mugido de la vaca: ¡Muuu!

– Cerdo: ¡Oink!

– León: ¡Grrr!