Saltar al contenido
Reglas Ortográficas

Reglas ortográficas 

Las reglas ortográficas son normas que regulan la escritura de una lengua, respetando todas su reglas y pautas establecidas. El sistema formado por estas normas, conocido como ortografía, constituye una convención sobre cómo se debe manifestar por escrito una determinada lengua.

La ortografía, en resumen, es un código. Gracias a las reglas ortográficas, aceptadas por consenso de toda la comunidad lingüística, se facilita la comprensión de los textos, ya que cada persona sabe cómo tiene que escribir cada término.

Las reglas ortográficas

Escribir de forma correcta es una de las cosas que toda persona debe realizar siempre, aunque no se cumple a la perfección, se debe hacer lo más cercano posible a la perfección. Las reglas de gramática y ortografía son necesarias e importantes para poder establecer una comunicación escrita correcta. Si una persona escribe muy bien, es un indicativo de su educación. Para poder realizar esto es necesario tener en cuenta las reglas ortográficas, aunque son más de una docena, las más básicas se deben conocer por todos.

Cabe mencionar que en el español es donde las reglas se deben conocer más, debido a que una palabra escrita con una letra incorrecta puede tener otro significado o dar como resultado una palabra que no tienen significado alguno. En la actualidad el sistema ortográfico y gramatical del español se compone por 27 símbolos que son los siguientes:  A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, Ñ, O, P, Q, R, S, T, U, V, W, X, Y, Z. De las cuales las vocales son las A, E, I, O y U. Estas son las bases para poder aplicar las reglas ortográficas que hemos de mencionar.

Sobre el abecedario

Se deben tener en cuenta diferentes reglas, por ejemplo. La primera de ellas es que hay letras que, a pesar de su existencia, la Real Academia no las considera dentro del abecedario. Los casos únicos son de la che y ll, las cuales son una combinación de dos letras y consideradas como dígrafos. La otra regla es que las palabras que hacen uso de esta combinación de letras no tienen apartado especial en el diccionario, sino que están ordenadas dentro de la c y la l, respectivamente.

Un par de letras pueden tener un nombre diferente en algunos países hispanohablantes, como la y también es conocida como i griega y la b se puede llamar be alta o be larga, mientras que la v se denomina como ve baja o ve corta. En el caso de la z lo correcto es zeta, cualquier otra denominación es incorrecta. Y la r se pronuncia como erre y no como ere. Para el uso de dos erres será erre doble o doble erre.

Uso adecuado de las mayúsculas

Las mayúsculas tienen reglas ortográficas que son sencillas de aplicar, en el lenguaje español a diferencia de cualquier otro idioma existen casi una docena de ellas. La primera regla que debes saber es que la primera letra de un texto siempre va en mayúscula, no importa qué tipo de texto es. También aplica cuando es la primera letra después de un punto y aparte o un punto y final.

En el caso de los nombres divinos también su usa mayúscula en la primera letra, como por ejemplo Dios o el Altísimo. Esta misma regla aplica para nombre una película o novela, la primera letra debe ir en mayúscula, como, por ejemplo: “La divina comedia” o “Antes de ti”.

Los nombres, apellidos, nombres de países y ciudades, sobre nombres y apodos también deben iniciar con una letra mayúscula. Sencillas reglas ortográficas que debes aplicar cuando vayas a escribir. Es una de las más básicas.

Uso de las tildes

Una de las reglas que mayor problema causa es el uso de las tildes, porque de acuerdo a si está o no, la palabra puede tener otro significado o se puede entender otra cosa. Lo primero que se tiene que saber es que las palabras agudas tienen que llevar tilde cuando su terminación es en una vocal o la terminación es en ene o ese; en el caso de que termine la terminación ese sea antepuesto a una consonante, el uso de la tilde se anula por completo.  Ejemplos de estas palabras: acordeón, bebé, bisturí o campeón.

El tratarse de palabras graves estás son acentuadas cuando la terminación no es en ninguna vocal ni tienen terminación en ene o ese. Por ejemplo, árbol o azúcar si van acentuadas. En cambio, si la palabra termina con ese y a continuación esta una consonante sí se usa la tilde, en este caso fórceps o cómics.

A tomar en cuenta es que las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas siempre llevan tilde; en el caso de las palabras consideradas como monosilábicas son sin acento. Sin embargo, las reglas ortográficas dictan que si se trata de un pronombre interrogativo si llevan tilde como, por ejemplo: cuándo, dónde, qué, cómo, cuánto, cuáles, cuál, etcétera. En este caso el nombre que recibe este tipo de acentuación es de tilde diacrítica, que se usa para diferenciar las palabras escritas de la misma forma, pero que al final tienen un significado muy diferente. Un ejemplo claro de la tilde diacrítica es El que se usa para un artículo determinante y Él que es utilizado como pronombre personal.

Los pronombres demostrativos no llevan tilde, en este punto entran palabras como este, esta, estos, ese, esa, esos, esas, aquella, aquel, aquellos.

Uso de prefijos

En ocasiones hemos hecho uso de prefijos, que en la gramática es un afijo que va mucho antes de la raíz de una palabra. Como tal el uso de los prefijos tiene el fin de cambiar el significado de la palabra. El modo de emplearlo un prefijo es unirlo a la palabra que anteceden, ejemplos claros de cómo se debe aplicar esta regla es: expresidente, exgobernador, exnovio, exsecretaria o exchofer. Estás no deben ir separadas, en el caso de que sean dos palabras si van separadas como ex primera dama o ex primer ministro.

Formas de implementar “por qué”

Es una de las palabras que puede ser usada de diferentes, por eso es que es muy importante saber en qué momento usarla y cómo usarla.  La primera es “por qué” esta se utiliza en el caso de que se realice una pregunta, ejemplo sencillo «¿Por qué no asiste a la fiesta de graduación?» y cuando se utiliza “porque” es para dar una explicación, como por ejemplo «Porque no me dieron permiso mis padres».

La tercera forma de usarla es “porqué”, en este caso es usado como un sustantivo y se aplica en casos como «Se tuvo que ir porqué tenía que regresar a trabajar» y cuando se usa separado “por qué” es para sustituir palabras como por lo, el cual o los que, como por ejemplo «Renunció por que tenía problemas para ir hasta donde quedaban las oficinas». No es del todo difícil aplicar estás reglas ortográficas, una vez dominadas podrás aplicarlas y expresarte de forma correcta cuando escribas algo.

Forma correcta de escribir varias preguntas seguidas

Este es una regla de la gramática y ortografía que muchos ignoran, a pesar de que es importante para poder dar la síntesis correcta a la oración o párrafo. Se debe usar una coma entre preguntas sin la primera letra en mayúsculas, por ejemplo: ¿Cómo te llamas?, ¿de dónde nos visitas?, ¿quién te recomendó este restaurante?

En el caso de que quieras saltar esta regla, entonces las reglas ortográficas sugieren que debes iniciar con mayúscula la primera palabra de cada pregunta: ¿Es la primera vez que visitas Paris? ¿Te gustaría conocer la Torre Eiffel? ¿Te gustaría ir a un restaurante en especial?

De verbos hablamos, tenemos que hacer mención a los que son usados para definir tiempo o personas en su modo infinitivo y que tienen la terminación uir sufren un cambio cuando son conjugados. Esto quiere decir que en lugar de esa terminación, se cambia por la letra Y. Por ejemplo, la palabra huir una vez conjugado pasa a ser huyó o concluir por concluyamos.

Palabras compuestas

Son palabras que se forman por la unión de dos palabras, en este caso al juntarse, la primera pierde la tilde y la segundo lo conserva. Por ejemplo, decimoséptimo, porqué, santabárbara. Pueden juntarse sustantivo más sustantivo, sustantivo más adjetivo, sustantivo más verbo, sustantivo más adverbio, adjetivo más adjetivo, adjetivo más adverbio, verbo más verbo, verbo más adverbio, verbo más pronombre, adverbio más adverbio y hasta frases enteras.

Algunos ejemplos son: hojalata, puntapié, hispanohablante, abrelatas, agridulce, malhumor, bienaventurado, cualquiera, quehacer, rojiblanco, sordomudo, malnutrición, mediodía, pelirrojo y altibajo.

Diéresis

Una de las reglas ortográficas que todos debemos manejar es el uso de la diéresis en la sílaba gue, que es un caso especial, ya que solamente se usa cuando se necesita del sonido de la u. Ya que en algunos casos la U está presente, pero en el sonido no lo está.  En este caso cuando si se requiere del sonido de la u con diéresis es en palabras como pingüino, ungüento, güero, argüir, bilingüe, cigüeña, contigüidad, degüello, desagüe, halagüeño, lengüeta, paragüero.

Palabras con terminación osa u oso

Los adjetivos que terminen con osa u oso se escribirán siempre con la letra S, en ningún caso deberá utilizarse la letra Z. Como, por ejemplo: trabajoso, meloso, cariñoso, amoroso, fibroso, calamitoso, entre otras. Una regla muy importante que es necesario que apliques de forma correcta.

Verbo infinitivo con J

Si son palabras que se escriben con J, en el caso específico de los verbos, estos al conjugarse se deben escribir usando la J. Un caso podría ser conjugar, conjugaste, conjugamos o conjugaras. En algunos casos hay palabras homófonas, pero se debe tener cuidado con la escritura que es ahí donde el significado puede cambiar.

Uso correcto de la B o V

Muchos suelen usar B cuando es V o viceversa, hay una regla en especial cuando no se puede utilizar. Y esta es cuando se antepone a una consonante. En este caso cuando es Bra, Bre, Bri, Bro y Bru. Ejemplos de esta palabra son brasilero, brazo, Brasil, bronco, abrumador o bronquitis. Después de escribir una m va una b, en el caso de que sea b, d y n, después se escribe un v. En ejemplos de este tipo de palabras serían obvio, convenio o convenir.

Uso correcto de la C

Se utiliza la letra C cuando las palabras tienen un CT en su composición, por ejemplo: acto, redactor, director, actor. Una vez que la palabra es modificada, en este caso la T es sustituida por una C: acción, redacción, dirección, actuación. Con c se escriben todos los verbos con terminación cir o ducir, a excepción de los verbos con terminación asir.

Se escriben con c las palabras que tienen terminación en “ancia”, “Ancio” y “encia”. Como fragancia, extravagancia, constancia o cansancio. En el caso de las palabras que terminan con “ción” se usa la letra C. Los diminutivos de palabras que terminan en “cito”, “ecillo” y “ecito” se escriben con C, a excepción de aquellas palabras donde al final este un s.

Uso correcto de la H

Coloquialmente se dice que la H es muda, es algo razonable. Esto aplica más para la pronunciación, porque en las reglas ortográficas es importante saber usarla. Esta letra se utiliza principalmente cuando se tienen palabras que empiezan con diptongos ia, ie, ua, ue o ui, antes de estos va una h. Ejemplos de esta regla: hielo, hiato, hiena, hierro, huérfano, huele, huevo, huida. Las palabras que empiezan con hum seguida de una vocal se escribirán siempre con un h. Son sencillas reglas que se deben aplicar a la h, que es muda, como se ha dicho en millones de ocasiones por todos los expertos y los no tanto.

En el caso del verbo hacer siempre llevará la h cuando sea conjugado, cuando sea el verbo echo será sin h en todos los tiempos y conjugaciones. Esto no va a cambiar en ningún momento. Así tendremos hacer, hicimos, hiciste o echamos, echa.

Uso correcto de la doble R

La R por si sola tiene una pronunciación fuerte. Existe la regla de la doble R, esta se usa en el único caso de que la R quede entre dos vocales. Su pronunciación es más fuerte y los ejemplos claros de esta son palabras como perro, arrojar, arriesgar, arroyo o arriba. Es la única regla que existe de esta combinación de dos letras.

Uso correcto de la J

El uso de la J es cuando son palabras que terminan con aje y eje, estás siempre van a ir con J como garaje o coraje. En el caso de las palabras con terminación en ger, igerar o gir deben ir con la letra G. Las excepciones son las palabras tejer y crujir.

Uso correcto de M y N

Se debe tener en cuenta que una de las reglas ortográficas es no usar N antes de B o P, sino que en su lugar se utiliza la letra M. Como son palabras como embarcar, embarcación, embalaje, empezar, amputar o ámbito. La N si v antes de la V en palabras como envío, envase o enviciar.

Uso correcto de la Z

La Z solamente puede ser usada con la A, O y U, en el caso de que se esté antes de la E o I se sustituye por la letra C. Correctamente implementada en palabras como zorro, zopilote, zar y cuando es sustituida es en palabras como celeste o cacería. De las reglas ortográficas sencillas.

Nombres de meses y días

Dentro de las reglas ortográficas, esta no es menos importante. Solemos escribir en muchas ocasiones la fecha en que nos encontramos o alguna en especial. Para este caso es necesario tener en cuenta que si el nombre del mes o día no está al principio de la oración se escribe con minúscula: «Mañana comienza el mes de agosto», de la misma forma aplica para los días «El jueves tendremos una reunión con ex compañeros de universidad».

Cuando usar Y o LL

La pronunciación de la “y” y la “ll” es muy similar, sin embargo, de acuerdo a las reglas ortográficas es necesario saber cuándo se debe usar una y otra. Se usa en los plurales de nombres y en palabras singulares como: reyes, ley, leyes, buey o bueyes. Se usará solamente la doble L cuando la palabra tenga terminación illa o illo como costilla o cigarrillo.

Palabras juntas o separadas

Anteriormente, se mencionó la regla sobre palabras compuestas. Las nuevas reglas ortográficas dictaminan que las palabras se pueden escribir juntas o separadas, sin que su significado se vea alterado en este caso, podemos mencionar algunas como agua nieve / aguanieve, arcoíris / arco iris, guardia civil / guardiacivil, padrenuestro / padre nuestro, entre muchas otras. La excepción a esta regla es la palabra malentendido que su única forma es junta.

Los números cardinales u ordinales son escritos a partir de treinta en una sola palabra, por ejemplo: treinta y dos o treindaidós, cuarenta y tres o cuarentatres. Así sucesivamente. En los números ordinales para el once y doce seguirá siendo undécimo, duodécimo. Pero también se puede hacer uso de décimo primero, decimoprimero, decimosegundo, décimo segundo, decimotercero, décimo tercero, etcétera.

Conjunciones

Otra de las reglas ortográficas importantes aplica para las conjunciones. La primera es que la y se intercambia por una e cuando la palabra siguiente comienza por una letra i o hi, se ignora esta regla cuando la vocal tiene posteriormente lq ue formando un diptongo. Por ejemplo: mármol o hierro.  Cuando son palabras que con hiato y ion se puede usar y o e, así no habrá ningún error en la escritura y se respetan las reglas ortográficas. La conjunción o se cambia por una u cuando las palabras comienzan con o y ho, incluso si no es una palabra y es un número también se aplica esta regla, como, por ejemplo: tenía 6 u 8 dólares para comer.

5 o 6 y no 5 ó 6

La conjunción o era la única que hasta la fecha era acentuada, siendo una excepción del español. Sin embargo, con la modificación de las reglas ortográficas, esta vieja regla ha quedado obsoleta, al punto de que ahora va sin acento. Esta conjunción acentuada se usaba principalmente cuando se hacía presente entre cifras como 5 o 6 millones de dólares. Es parte también de la mecanografía moderna que corregía esto automáticamente.

No se usa tilde en pronombres demostrativos

Esta es una regla que en algún momento ya se aplicaba, ha sido hasta la última década cuando se ha implementado de nueva cuenta. Esto quiere decir que ahora pronombres demostrativos como este, ese o aquel no serán acentuadas. Así mismo se ha determinado que “solo” tampoco será una palabra con acento diacrítico.

Abreviaturas

Las abreviaciones tienen como fin hacer breve una palabra, párrafo o frase. Se suele usar la primera letra en mayúscula y un par de letras del medio o el final que van escritas en mayúsculas. Se cierra con un punto para indicar que es una palabra incompleta. Por ejemplo, Doctor es Dr. O Profesor es Profe.

Palabras homónimas

Son aquellas palabras que su pronunciación es igual o similar, sin embargo, su escritura y significado es totalmente diferente. En estas están las homófonas y las homógrafas, las primeras son similares en pronunciación, pero se escriben diferentes y con significado diferente; las segundas se escriben idénticas, pero significan cosas diferentes. Aquí es importante diferenciar entre palabras como por ejemplo haber y a ver o hablando y ablando.

Todas estas reglas ortográficas están plenamente avaladas por la Real Academia Española, que es la que se encarga del análisis y promulgación de nuevas reglas.

Loading Facebook Comments ...